Es un estado excepcional que solo dura nueve meses, una bonita espera hasta que llega esa personita que formará parte para siempre de nuestra vida. ¡Bien merece la pena tener un buen recuerdo de algo así!, ¿no creéis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *