Hacía tiempo que no tenía sesiones a domicilio, con lo que me gustan. Es en su casa donde los niños sacan todo su arsenal. Quieren enseñarte sus dibujos, sus juguetes, hasta sus neveras… jejeje. Quieren jugar contigo a a todo y no saben ni por dónde empezar. Me lo paso en grande en estas sesiones. Son un tipo de reportaje muy natural, sin poses, sin trampas, en pijama, sólo con sus expresiones. Son un refelejo fiel de sus acciones cotidianas. Si te animas con un reportaje diferente y natural, esta es tu opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *