Aunque normalmente prefiero esperar a que los bebés tengan 6 o 7 meses, en ocasiones los hay que vienen al estudio con apenas 3-4 y también salen unas fotos preciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *