Sesiones en estudio

Tus fotos con un plus de elegancia sin perder nunca la naturalidad

Si quieres pasar un rato único y diferente, en un ambiente decorado con mimo y detalle, mientras creamos un recuerdo inolvidable para ti o tu familia, ven a mi estudio a hacer una sesión de fotos.

Qué esperar de una sesión en el estudio de cien besos y mil sonrisas

Primero, he de decirte que al estudio pueden venir desde bebés (incluso antes de nacer) hasta adultos de cualquier edad.

Si me conoces un poco ya sabrás que me he especializado en fotografía infantil y familiar, pero eso no significa que no puedas hacer un regalo a una amiga que va a ser mamá o vuestro grupito de siempre queréis pasar un rato divertido y tener el recuerdo.

También puedes regalar una pequeña sesión a tus padres porque sabes que les haría mucha ilusión tener unas fotos con sus nietos.

Cualquier ocasión es válida para venir al estudio y dejar reflejado en imágenes ese momento que cuenta un significado especial para ti o tus seres queridos.

Por eso lo mejor es que te pongas en contacto conmigo y me dices qué tienes pensado, así te podré asesorar y ofrecer el servicio más adecuado a tus necesidades.

Ventajas de hacer una sesión de fotos en el estudio

  • No importa el clima que haya en la calle, ya que el estudio es un lugar acogedor y con una temperatura idónea en cualquier época del año.

  • Cuento con multitud de decorados y atrezzo (cada cierto tiempo voy ampliando el surtido para que mis clientes asiduos no repitan), de manera que si, por ejemplo, quieres que en una sesión se refleje que es Navidad con el decorado se puede conseguir.

    Sin embargo, si hacemos un reportaje en exterior, quizás coincida que ese día haya nevado y tengamos un escenario espectacular, pero por experiencia, la mayoría de las veces no se da esa situación tan idílica.

  • El estudio te ofrece la posibilidad de hacer cambios de look completos, mientras que en una sesión en la calle eso no es factible.

¿Qué incluye este tipo de reportajes y qué no?

    • Asesoramiento de estilismo para que el resultado final sea lo mejor posible, sobre todo si en las fotos va a salir más de una persona. Te ayudaré a elegir el vestuario en función de unos patrones de colores para crear imágenes armoniosas.
    • Atención telefónica por si te surgen dudas antes de venir al estudio. También puede darse el caso en que habías reservado un día para hacer un reportaje a un bebé o niño y se ha puesto malito. No hay problema, llámame y agendamos otro día.
    • Es importante acudir a la sesión en las mejores condiciones. Evita venir si ves a los peques cansados, han tenido visita al pediatra o están pasando por una fase de miedos y desconfianza hacia lo desconocido. En este último caso lo mejor sería hacer una sesión en vuestro domicilio.
    • Acceso a una galería privada durante al menos 30 días (dependiendo del paquete contratado) para poder elegir las fotografías que más te gustan y que se han acordado previamente.
    • Las imágenes que necesiten un pequeño retoque lo tendrán, pero sin resultar excesivo, no es mi estilo de trabajo. Lo que yo te ofrezco son unas fotografías elegantes a la vez que naturales.

            Aquí puedes ver los precios

Esto es lo que opinan los clientes que ya han pasado por el estudio

Las preguntas que más me hacen

¿Tienes dudas? Aquí te dejo las preguntas más frecuentes, a ver si te ayudan. 

Si lo que quieres saber es si puede ir alguien de observador mientras estoy haciendo fotos, la respuesta es no. La razón es muy sencilla, el espacio en el estudio es reducido y si hay que cambiar el decorado necesito poder moverme para poner y quitar cosas.

Además, en el caso de sesiones con niños tengo comprobado que cuanta más gente haya dentro del estudio, más nerviosos se ponen y eso influye mucho en sus gestos y en su forma de actuar.  

Si es para un acontecimiento en concreto, como pueden ser las comuniones o las fotos del bautizo, o en Navidades, cuanto antes reserves el día que quieras mejor (si esperas al último momento es posible que ya tenga la agenda completa). En el caso de las sesiones de recién nacido, no te preocupes, hasta que no des a luz y llegues a tu casa, no es necesario concretar la fecha exacta.

A los 15 días aproximadamente de haber realizado la sesión tendrás acceso a tu galería privada, para que puedas ver tus fotografías donde tú quieras y sin prisas y elegir las que hayas contratado.


En épocas de mucha carga de trabajo, como en comuniones o Navidad, el plazo se puede ampliar hasta los 30 días, pero ten en cuenta que son fechas muy concretas, no es lo habitual.


Una vez elegidas te las entrego en alta calidad en cuestión de un par de días. Solo tendrás que esperar más si has solicitado algo impreso (álbum, lienzo…).

Claro que sí. Además, es un regalo que no caduca hasta pasado un año desde que se contrató, por lo que hay un margen de tiempo bastante amplio para realizar el reportaje, incluso se puede cambiar el tipo de sesión si se prefiere hacer una en exteriores. Todo es cuestión de hablarlo.
Por supuesto. Los animales siempre son bien recibidos tanto en el estudio como en los reportajes de exterior y claro está, en las sesiones en domicilio. Si forman parte de la familia tienen pleno derecho a salir en los reportajes.

Puedes ver los precios AQUÍ

Lo tienes todo claro…

No hace falta ser una estrella de Hollywood para tener unas fotos de revista, ven a mi estudio y te hago unas exclusivas para ti.

CHAT
1
Hablemos
¿Imaginas tener recuerdos preciosos de tu familia en fotografías? Estoy aquí para hacerlo realidad. ¡Charlemos sobre tu sesión ideal!