Sí, no lo he escrito mal, ellos escriben sus nombres así. Menuda tarde pasamos con éstos dos terremotos. Yeray tiene energía para rato, y Yudit, aunque es más tranquila, no tiene barreras para llegar a ningún sitio. Siempre más alto, siempre más lejos.

Lo de las camisetas a juego y Yeray intentando poner el símbolo heavy en sus manos, todo un punto. Y más cuando al fin consiguió hacerlo, su cara de satisfacción lo dice todo.

Un rato chulo chulo en Fuentes blancas y como recompensa, un par de pases para las camas elásticas. Me encanta que las familias compartan un pedacito de sus vidas conmigo y me elijan para recordar ésos pequeños y valiosos momentos. Os dejo con algunas de las imágenes de aquella tarde.

Yeray Judith-2 Yeray Judith-3 Yeray Judith-4 Yeray Judith-5 Yeray Judith-6 Yeray Judith-7 Yeray Judith-8 Yeray Judith-9 Yeray Judith-10 Yeray Judith-11 Yeray Judith-14 Yeray Judith-16 Yeray Judith-18 Yeray Judith-19 Yeray Judith-20 Yeray Judith-21 Yeray Judith-22 Yeray Judith-24 Yeray Judith-25 Yeray Judith-26 Yeray Judith-27 Yeray Judith-28 Yeray Judith-29 Yeray Judith-30 Yeray Judith-33 Yeray Judith-35 Yeray Judith-36 Yeray Judith-37 Yeray Judith-38 Yeray Judith-40 Yeray Judith-41 Yeray Judith-43 Yeray Judith-45 Yeray Judith-46 Yeray Judith-47 Yeray Judith-48 Yeray Judith-49 Yeray Judith-50 Yeray Judith-51 Yeray Judith-52 Yeray Judith-53 Yeray Judith-54 Yeray Judith-55 Yeray Judith-56 Yeray Judith-58 Yeray Judith-59 Yeray Judith-60 Yeray Judith-61 Yeray Judith-62 Yeray Judith-63 Yeray Judith-64a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *