Muchas veces me preguntan con qué ropa llevan a los niños para las sesiones. La respuesta siempre es la misma, con su ropa. Me refiero a que no vayan disfrazados (que también, pero de fantasía) que no lleven ropa formal si suelen ir en vaqueros, y al revés.

Rubén por ejemplo se pasa los veranos en el pueblo. Ayudando a su abuela, dando de comer a las gallinas, cosechando… ¿Porqué no sacarle en su ambiente? Me encanta el resultado porque ésta sesión será verdaderamente un recuerdo de cómo era su infancia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *