En ésta boda hubo nervios, muchos, pero al final, todo sale siempre bien. y es que al amor puede con todo. Víctor, Raquel y la pequeña Daniela (que robó algo de protagonismo a los novios) se casaron antes amigos y familiares que así se lo demostraron.

Emociones y sentimientos a flor de piel. Una pareja estupenda y una boda amenizada por una niña de dos años de lo más inquieta. Os dejamos con algunas de las imágenes de aquel día, aún queda la postboda…

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *