Todo un reto. Y es que los colores amarillos, ocres y anaranjados del otoño son irresistibles para cualquier fotógrafo.

Pero… uno tiene que atreverse y salirse de lo cómodo. Demostrar que no son los colores, ni el paisaje lo que hace de los retratos algo especial. Y más si se trata de fotografía infantil. Los niños tienen ya su propia luz, sus mil colores.

Y ésta vez, les he teñido de blanco y negro, todas. Bueno…en la galería podréis ver también alguna en color… por si acaso os pensabais que fuente prior se había convertido en un nuevo Pleasantville.

Emma y Noa disfrutando de una de las últimas tardes soleadas que nos ofreció éste otoño. Os dejo con algunos de ésos momentos.

Noa y Emma-7 Noa y Emma-12 Noa y Emma-16 Noa y Emma-17 Noa y Emma-19 Noa y Emma-21 Noa y Emma-31 Noa y Emma-34 Noa y Emma-36 Noa y Emma-41 Noa y Emma-45 Noa y Emma-46 Noa y Emma-50 Noa y Emma-53 Noa y Emma-56 Noa y Emma-57 Noa y Emma-58 Noa y Emma-59 Noa y Emma-60 Noa y Emma-61 Noa y Emma-64 Noa y Emma-69 Noa y Emma-74 Noa y Emma-75 Noa y Emma-77 Noa y Emma-79 Noa y Emma-82 Noa y Emma-86 Noa y Emma-87 Noa y Emma-98 Noa y Emma-103to

 

2 thoughts on “Otoño en blanco y negro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *