Menudo verano, no he tenido tiempo para nada. En Junio llegó Xena con su locura perruna típica de cachorro. 2 meses después me encontré una gatita y la casa fue un zoológico durante unas semanas. Ahora la gatita ya tiene un nuevo hogar y ya no somos familia numerosa. Aqui os muestro las 3 razones, las 12 patas que me han impedido hacer una vida normal y, entre otras cosas, actualizar este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *