¡Qué tonta fui en ésta sesión! era un día gris, muy oscuro, y la sesión era a domicilio, en un primer piso, a las 4 de la tarde (con tiempo limitado antes de irse toda luz natural). Entré diciendo que tenía que haber cambiado el día. Prometo no quejarme nunca más antes de intentarlo. Hubo luz de sobra, sobre todo porque éstas dos princesas brillan con luz propia.

Siempre les digo a mis clientes que confíen en mí y resulta que yo misma a veces tengo unas inseguridades que no vienen al caso. Lo cuento para que veáis  que a mí también me pasa.

Pasé un rato divertidísimo, y es que no todos los días una princesa recibe en su reino a una fotógrafa.  Días después, cuando recogieron el trabajo en el estudio, me encontré con que la pequeña princesa era en realidad una niña tímida  que no atrevía a decir palabra.

Como veis, un motivo más para hacer fotos en casa, en su propio reino, es el rey el que manda. Y los niños se sienten seguros, se muestran naturales y se deshiniben como no lo hacen en un lugar extraño como puede ser un estudio.

Por cierto, Lucía y Paula son primas de Sofía, y tienen a sus padres picándose por ver quién tiene más fotos… en fin, no sé quienes son más niños…

7-2 10-3 11-2 12-2 13-2 14 15-2 16-2 20 25 26 27-3 28-2 29-2 31-2 32 33 36 37 49 54 56-2 59 64-2 65-2 66 75 76 79 80 86 92-2 94 95 97-2 99-2 102-2 114 116 117 120 121 128 129 132

10 thoughts on “Lucía y Paula”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *