Lara y yo nos conocemos desde que nació, así que cada vez que le hago fotos, puedo apreciar el cambio no sólo físico, sino emocional, intelectual… me gusta ver crecer a “mis niños”. El tiempo pasa para todos, pero en ellos es tan visible que uno se da cuenta de que tiene que aprovecharlo como sea y disfrutar de la vida.

Una fría pero soleada mañana de noviembre, nos dimos un paseo por el parque botánico de La Quinta y aprovechamos el cambio de color de éste otoño tan chulo que tenemos en Burgos.

fotografos infantiles Burgos (1) fotografos infantiles Burgos (2) fotografos infantiles Burgos (3) fotografos infantiles Burgos (5) fotografos infantiles Burgos (6) fotografos infantiles Burgos (7) fotografos infantiles Burgos (8) fotografos infantiles Burgos (9) fotografos infantiles Burgos (10) fotografos infantiles Burgos (11)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *