A estos dos locos les conozco de toda la vida, literalmente, así que cualquier ocasión es buena para hacerles fotos. Mis rubios favoritos, cada año pasan por mi objetivo una, dos o más veces. Y me encanta, ¡es como recibir a la familia! Muchísimas gracias Sandra por confiar en mí una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *