A la mamá de Andrea le regalaron una sesión de fotos por el bautizo. Me consultó cual era la mejor edad y esperó unos meses. Hizo bien, porque entre los 6-7 meses, los bebés ya empiezan a sentarse, están más erguidos, más despiertos, son más expresivos y dan más juego en las sesiones. Aprovechando la ocasión, hicimos alguna foto con su hermana mayor, otra preciosidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *