A Beltrán le conozco desde antes de llegar a éste mundo… me encanta verles la carita tras intuirles en la tripita de sus madres. Y como su mami es veterinaria, ¿cómo resistirme a no hacer alguna “perrería”?

Un bebé delicioso, que no quería dormir, pero es que con ésos ojos… quién quiere verlos cerrados? Aún así, al final cayó rendido, como casi todos.

5026 5027 5031 5036 5040 FBC_5042 FBC_5014 FBC_5018 FBC_4993 FBC_4978 FBC_4981 FBC_4976 FBC_4987 5012 29 5030 FBC_4996 FBC_5017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *