Me encantan las sesiones en exterior. Nos lo pasamos genial. Los niños exploran y se divierten como nunca. Estos tres hermanos se lo pasaron bomba tirando piedras al río y correteando por el parque de La Isla. ¿Verdad que es una suerte que en pleno corazón de Burgos tengamos un rincón tan verde? Llevé para la sesión mis lupas y mi teléfono súper moderno. Los niños disfrutan como locos con las cosas más sencillas y a mí me da la oprtunidad de captar su reacciones. Y las sesiones de hermanos, en éste caso tres… ¿qué voy a decir? Son una maravillosa locura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *