Alba y Diego son hermanos. Jaime es un amigo. No sólo los primeros años de la infancia son interesantes de retratar. Los niños algo más mayores tienen un encanto especial. Los rasgos más fuertes de su personalidad van identificándolos como los adultos que serán en unos años. Aqui ya no vale ponte aqui, haz esto o lo otro. Ellos participan activamente en la sesión y es algo muy divertido, ya que siempre aportan ideas mucho más frescas que las mías. Ellos encantados y yo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *