Gracias Sonia por confiar en mi. Ya te dije que la fotografía de recién nacidos no es lo que más he practicado. Pero lo cierto es que cada vez me gusta más. Es un reto y los resultados me satisfacen, poco a poco. Y sin más, os dejo con algunas de las tomas del pequeño Adrián, que ya con tan poco tiempo ha sido capaz de quitarle protagonismo a Marcos, que por una vez, no ha sido el objetivo de mi cámara. Disfrutad de éste bebé tan bueno, madre mía, que bien se portó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *