Pues me llamo Mamen y odio salir yo en las fotos, pero entiendo que es mejor poner una cara a la página. Llevo trabajando como fotógrafa desde el 2004. Primero para otro, luego por mi cuenta, luego probé con un socio, no salió bien…

En fin, si alguien sabe de volver a empezar soy yo. Pero ya parece que he encontrado mi sitio. Yo sola, de nuevo, en un estudio en el que me siento muy cómoda, pero del que estoy deseando salir para disponer del estudio más grande del mundo y tener el sol como luz principal.

Me gustan los niños, me encantan, me aportan energía, me hacen reír con sus ocurrencias y ver la vida de forma mucho más bonita. Me dan paciencia y me han hecho ver que las cosas verdaderamente importantes no son las que precisamente nos ocupan la mente a los adultos, así que estoy encantada de haberme especializado en fotografía infantil.

También hago reportajes de boda, porque me encanta ver familias reunidas emocionándose y compartiendo juntos un día tan bonito. Al final, lo mejor de éste trabajo es la posibilidad de compartir con las personas sus mejores momentos. Gracias por dejarme estar ahí para guardarlos como el mejor de los recuerdos.