Me encantan los perros, tengo una, pero me gustan todos. Y me gusta la gente que tiene perro, sobre todo los que adoptan. Un perro puede ser tu mejor amigo, ése que no te juzga, ése que se alegra siempre que te ve, aunque hayan pasado 5 minutos desde la última vez. Un perro hace auténtica la frase de «un gran poder conlleva una gran responsabilidad». Y es que los perros tienen súper poderes. Te hacen sentir el mejor del mundo, te alegran, te divierten, te consuelan, nunca estás solo con uno a tu lado.

Y son para siempre. Como yo le digo a Xena: «te voy a cuidar toda tu vida y te voy a querer toda la mía».

Unas fotos con tu colega peludo también son para siempre. En estudio o exteriores. Una bolsa de chuches y un poco de paciencia garantizan una sesión con éxito. ¡Anímate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *