No sé si será porque ahora tengo perro, pero cada día me fijo en que hay más gente que pasea junto a un amigo peludo. Por supuesto al formar parte de una familia muchas son las personas que quieren incluirles en sus fotos de familia. Pero también se merecen ser los protagonistas absolutos de un reportaje.

Algunos tiene un porte imponente, otros se muestran algo tímidos (nada que un paquete de salchichas no pueda solucionar). De todos los tamaños razas y colores. A ellos la apariencia no les importa en absoluto, pero los humanos somos diferentes y apreciamos un recuerdo gráfico de nuestros mejores amigos.

Éste tipo de retratos requieren de paciencia y reflejos. Y yo tengo una mestiza de bretón loca como una cabra que me ha puesto a prueba mil veces. Creo que estoy preparada para casi todo con un perro. Por supuesto los gatos y otros animales son bienvenidos, pero no suelen llevar bien lo de salir de casa para una visita al fotógrafo. Aunque como siempre, me desplazo a domicilio, así que ya no hay escusas para no tener un recuerdo de tu mejor colega.

Alfred Hitchcock  decía que no quería trabajar con niños ni con animales. Bueno aunque era genial como maestro del suspense, yo difiero absolutamente. A mí me encantan los niños y me encantan los animales y juntos ya puede ser la bomba…

Aunque la elegancia de las fotos de estudio está muy bien, quizá te apetezca algo más informal, tu perro en plena naturaleza, disfrutando como hacéis siempre. Será en exterior donde nos muestre su verdadera “perronalidad”, sin miedo a los focos, a un sitio que no conoce… vamos al campo, al río, a la nieve… me apunto donde sea.

Mini sesiones temáticas, tú y tu perro 35€ (10 minutos de sesión+3 copias 15×20)

(sujeto a disponibilidad)

Sesión básica: 1/2 hora de sesión, 5 fotos 24×24  95€

Álbum con 10 fotos en 18×24 175€  sesión de 1 hora en estudio ó exteriores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *