Da gusto ver que los clientes repiten, y me encanta volver a ver los niños pasado un tiempo. Con estos tres hermanos, el mayor cambio fue el de Sofía, que aún era bebé el año pasado. Ya me costó sacarle una sonrisa entonces y parece que éso no ha cambiado, las vende caras…jejeje.

Pese a las travesuras y los “No quiero”, conseguimos hacer un montón de fotos. Y mi estación favorita ayudó llenando de color los árboles de fuentes blancas.

Siempre tiemblo cuando me traen 3 hermanos, son sesiones triplemente complicadas, pero al final, se llevan un reportaje de lo más chulo.

sesion-de-fotos-otono-en-burgos-3 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-6 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-8 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-11 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-12 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-14 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-17 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-18 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-19 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-20 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-25 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-28 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-29 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-31 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-33 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-35 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-36 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-37 sesion-de-fotos-otono-en-burgos-40

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *