Algunos padres, sobre todo algunas madres, pasan más nervios preparando la primera comunión de sus hijos que cuando prepararon su propia boda. Relajaos, ahí van unos consejillos para que al menos el tema del reportaje lo llevéis con un poco más de calma.

1. Las fotos NO son lo más importante… parece que esté tirando piedras a mi propio tejado, pero es que es así. Lo importante son los niños. Que el día de su comunión se lo pasen bien, que los valores que queréis transmitirles les lleguen. Que paséis un gran día en familia.

2. Si sólo buscáis precio quizá no encontréis el estilo que quereis. Prestad atención a lo que el fotógrafo os muestre. Es su forma de trabajar, su estilo, sus acabados, es importante. Y todo éso cuesta dinero.

3. Tienen que gustarte no sólo sus fotos, sino cómo trabaja. Es importante que te sientas a gusto con él/ella, los niños no son adultos en pequeño. Se cansan antes de todo, han de divertirse para prestar atención. Han de confiar en la persona que les hace el reportaje para sentirse ellos mismos. Es la única forma de conseguir imágenes naturales y un recuerdo veraz de los niños.

4. Las fotos de posados imposibles, con un rosario o apoyados en una columna… ya no se llevan, pero si te gustan, busca quien te las haga. No le pidas a un fotógrafo que no tiene en su muestrario algo que nunca hace, se sentirá incómodo y no será lo que buscas.

5. No atosigues al niño. Ni se te ocurra decirle éso de: sonríe pero no mucho, que se te ve el hueco del diente… los complejos son invenciones humanas. Los niños salen bien en las fotos cuando están a gusto, cuando son ellos mismos. Hay niños más alegres, otros callados.  Nadie es perfecto y sería un rollo si lo fuéramos.

6. Mejor sólos, al menos un rato, si en cuanto empezamos con el reportaje toda la familia está mirando al niño, quizá se sienta intimidado o le dé por hacer muecas. Se pueden hacer fotos con los hermanos, pero dentro de un orden. Muchos ya están bastante incómodos con ésa ropa tan inusual, como para sentirse el centro de todas las miradas, no sólo del fotógrafo.

7. Por favor, siguen siendo niños, si te parecen novios, quizá algo falle. Los trajes de comunión, como me dijo un dia una niña, son disfraces. Si los niños no están a gusto vestidos con ellos, se transmitirá en las fotos, seguro. Lo mismo con el peinado, no cambies demasiado el estilo del niños, luego le verás raro en las fotos.

8. No les corteis el pelo el mismo dia. Sobre todo a los chicos que llevan el pelo corto. Es un detalle, pero lo he visto muchas veces, allá donde no ha dado el sol durante el gris invierno, la piel está más blanca, y un corte demasiado corte puede ponerlo al descubierto.

9. No olvidéis algún detalle que haga de vuestro reportaje algo más personal, un juguete que le guste, algo que recuerde sus aficiones… los niños colaboran mucho más si están rodeados de las cosas que les gustan.

10. Si queréis que ésa medalla de la abuela salga en las fotos, llevadla, los fotógrafos no leemos el pensamiento. Vestid a los niños como si fueran a hacer la comunión ése dia, que no falte nada.

Y sobre todo (sería el consejo nº 11 pero como éste post se llamaba 10 consejos…) disfrutad, son vuestros hijos y las fotos serán vuestro recuerdo.

elisa exteriores (1)

One thought on “10 Consejos para las fotos de primera comunión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *